dijous, 28 de maig de 2009

Como conocí a tú madre...

Hoy como dice el titulo voy a explicar como conocí a Cris... 

Yo tengo la teoría que todas las lesbianas tenemos a una conocida que conoce a otra y otra a otra y así indefinidamente.. es como un Facebook pero de lesbianas.. je je.. Bueno pues esa más o menos es la historia de Cris y yo.. 
Yo quería ir a Madrid porque mi mejor amiga hacia una musical, "Hoy no me puedo levantar", y otra de mis mejores amigas Sandra me dijo que su ex (Cris) vivía allí porque estaba haciendo un master de Igualdad de Genero, que la llamase que seguro que se ira a tomar unas cañas conmigo... el tiempo fue pasando... y yo por curro, por los partidos de la temporada y las oposiciones que me estaba preparando me era imposible ir.. Entonces me llamo, me dijo que Sandra le había dado mi teléfono porque ella necesitaba que alguien le trajera unos apuntes a Madrid (la verdad que esto es muy poco romántico, porque me utilizo) y se había enterado por Sandra que yo iba.. 

Esto es un inciso, ella siempre se ríe cuando le digo esto, pero cuando Sandra me explicaba cosas de Cris (sin yo conocerla) yo siempre decía que de todas sus ex era la que me parecía más interesante... y que me gustaría conocerla, y Sandra siempre decía que haríamos muy buena pareja porque nos parecíamos mucho...

Bueno esa llamada no fue nada especial.. solo recuerdo que hablamos durante un buen rato.. más de lo normal o de lo que para mi es normal.. 
y entonces empezaron los mensajes, las llamadas, las risas, el buen royo.. entonces puse un día para ir a Madrid.. Era todo muy extraño porque tenia la sensación de conocerla mucho.. y cada día tenia la necesidad de saber de ella... 

Saque el billete... ya no había marcha atrás, la iba a conocer... Entonces se me ocurrió una cosa.. no sé si porque estaba tan y tan cagada de ir allí, a su territorio, sin conocerla y sintiendo lo que estaba sintiendo que le dije que se viniera ella un fin de semana antes.. ella se quedó flipando, de hecho y conociéndola ahora no sé como dijo que si..

Ella me dijo que vale pero con una condición, que fuera un sitio neutral, ni en mi casa ni en la suya.. entonces pensé en mi apartamento de la playa.. y así fue, la recogí en Lleida, conociendo por primera vez a su madre... y nos fuimos al apartamento de la playa... yo no la podía mirar, y ella se hizo un poco más la valiente pero luego le entro la timidez.. hasta que más o menos fuimos siendo nosotras...

Hasta aquí el primer relato, para mi, de la historia de amor más bonita, tal vez la historia sea una más pero nuestros sentimientos son especiales. Te quiero Berberecho!!!  

 

1 comentari:

Maria y Silvana ha dit...

Que bonito chicas! Tantos blogs que leo y en pocos veo la historia contada desde el principio. Espero que sigáis muy enamoradas siempre! Un besazo.

Maria